Make your own free website on Tripod.com
INAUGURACION DE LA SEDE DE LA ACADEMIA FILIPINA, Enero 16, 2002
Escrito por Alejandro Sotto

Llegamos Enero 16, 2002 Manila a las cinco de la tarde en el Casino Español de para la inauguración de la Oficina de la Academia Filipina. Algunos camareros todavia estaban arreglando la mesa del buffet y el bar del Patio de las Orquideas. Alli iba a tener lugar el cóctel. La mesa donde se iban a colocar las vasijas de plata estaba cubierta de manteles blancos y había un tiesto de verduras en el centro.

Una ligera brisa soplaba sobre el patio. Al lado del mismo patio había una piscina cuyas aguas reflejaban las luces que iluminaban la estancia. No fue tarde cuando llegaron los primeros invitados: el Rvdo. Villaruel y la Doña Mita Pardo de Tavera, anterior Ministra de Salud del gobierno de la ex P. Cory. El padre Pedro Galende, que es el director del Museo de San Agustín en Intramuros, se sentó en uno de los sillones de cuero y empezó a conversar con nosotros.También me senté en un sillón y empecé a hablar con la Sra. Pardo de Tavera.

Yo le pregunté por los orígenes de su familia ya que su apellido es muy conocido en la historia de Filipinas. Ella nos confió que los primeros Pardo de Tavera llegaron en Filipinas en 1745. También nos intimó que puede trazar su familia hasta el año 1400. Uno de sus antepasados que vivían en aquella epoca era un Cardenal de Toledo. La Sra. Pardo de Tavera se dedica a la medicina y cree que la mejor manera para guardar la salud es prevenir la enfermedad. Doña Mita ha viajado extensamente por todo Filipinas desde las Cordilleras hasta los más remotos pueblos de Mindanao educando a la gente alli sobre higiene y salubridad. Su abuelo es autor de un gran libro de plantas medicinales que se puede comprar en el Ateneo de Manila.

Vino también Bambi Harper, comentarista del Inquirer, un periódico manilense escrito en inglés. Ella advirtió a nuestro companero, Cornelio Lozada, que un dia desaparecerá la cultura filipina que va a ser hundida por la cultura invasora de China.

Luego a nuestra izquierda se ubicó Virgie Moreno, directora del Centro de Peliculas de la U.P. Hablamos un rato. Yo la pregunté si conocía a mi difunto hermano que enseñaba en la U.P. sobre el tema de peliculas filipinas y ella respondió que si. Desafortunadamente no pudo aceptar su invitación de enseñar en dicho centro porque éste se enfermó y murió. Más tarde Virgie Moreno hizo una donación a la biblioteca de la Academia. Es el primer libro que figuraria en sus estantes. Virgie Moreno fue invitada a hablar sobre la pelicula de Almodovar “Todo Sobre Mi Madre” en el Instituto Cervantes el pasado Octubre de 200l.

Gracias a los esfuerzos del director del Instituto Cervantes, Don Javier Galván , y del director de cultura, Paco de Blas, ha sido todo un éxito los estrenos de varias películas de Almodóvar en Metro Manila. También fueron exitosas las otras actividades culturales durante aquel mes de Octubre de 200l. No hay que olvidar que llegaron aqui, en Filipinas, a una cantante de canciones clásicas igual que a un guitarista clásico. Ya con el patio bien encendido de luces, el Director D. José Pepe Rodríguez condujo a todos hacia un nuevo edificio. Subimos a la segunda planta y en el pasillo el director pronuncio un discurso. El Embajador de Espana, el Excmo. Sr. Don Tomas Pantoja, también tomó la palabra. Después de otros breves discursos se cortó la cinta. El aula de la Academia Filipina fue bendecida por el Rvdo. Padre Villaruel. Asistieron a la ceremonia y en el cóctel los embajadores del Perú y de Cuba. También estaban allí algunos oficiales de otras embajadas como la de Venezuela, Juan Goldnick.

Después de canapés y bebidas charlamos con la antigua jefa del anterior Centro Cultural de España, Maruxa Pita. Ella nos contó que está ahora ocupada enseñando a los pobres niños de Manila. Son niños que vagan por las calles de la ciudad y que duermen en las aceras. Luego el Sr. Gomez Rivera también sacó una silla y habló con nosotros. Cornelio, un alumnus de la U.P. y un amigo de GGR a través del internet, mostró mucho interés por la presencia económica de España en Filipinas. Les hablé de la fuerte caida de la Bolsa de Madrid a causa de la devaluacíon del peso argentino. Repsol y la Telefónica son unas de varias compañías españolas que perdieron mucho dinero. Dícese que España perdió nueve mil millones de dólares en un sólo día. Se sirvieron vino y refrescos toda la noche mientras que los asistentes disfrutaban de una paella muy rica con camarones y calamares.

Acabamos la noche con una animada charla con el director Don Pepe Rodríguez. Nos decía que la lengua española se puede diseminar paso a paso en Filipinas. Le pregunté sobre cuando tendrá la Academia Filipina su propio ejemplar del diccionario de la Real Academia. El director contestó que ya ha salido el diccionario pero que todavía no se lo habían mandado.

El director Pepe Rodríguez era un muy hábil y cortés anfitrion aquella noche. Su esposa, la muy elegante Lourdes Coching, fue ataviada con algunos aretes de preciosos perlas y un lujoso vestido de negro adornado con piedras centelleantes de diamante. Con la apertura de la oficina de la Academia Filipina deseamos todo lo mejor desde aquí en adelante para esta antigua corporación y que sirva ésto como un ímpetu más en la difusión de la lengua española en Filipinas.

DE: Don Guillermo Gomez Rivera

Hispano-Filipino articles main web page